Bomba Urbana Ligera, así es el nuevo vehículo de los Bomberos del Poniente

Con este vehículo se refuerzan los retenes del Consorcio en Canjáyar y Gérgal, para garantizar un respuesta de calidad e inmediata. El próximo mes se recepcionarán otros dos camiones de bomberos, con una inversión total cercana al millón de euros

El Consorcio de Bomberos del Poniente ha recibido esta semana una nueva Bomba Urbana Ligera (BUL) en el Parque de Bomberos de Roquetas de Mar, un nuevo vehículo contra incendios, para intervenciones en lugares de difícil acceso, especialmente pensado para cascos urbanos y calles estrechas e irá destinado a cubrir servicios en los retenes de Canjáyar y Gérgal.

El presidente del Consorcio, José Juan Rodríguez ha acudido a la recepción de este nuevo vehículo acompañado del interventor, Javier Alzueta y los dos sargentos del Consorcio. “Se trata  de un vehículo polivalente para el rescate y extinción de incendios, sus medidas especiales y diseño facilitan el acceso a calles estrechas, garantizando así una respuesta de calidad e inmediata en las zonas rurales”, ha destacado el presidente. Dotado con todas las medidas de seguridad y tecnologías del mercado, viene además totalmente equipado para el rescate y salvamento, herramientas para excarcelación en accidentes de tráfico, rescate en altura, pozos, derrames de combustible, aperturas forzadas y rescates en ascensores entre otros, que permitirán a los bomberos enfrentarse a los servicios con mayor eficiencia.

Inversión cercana al millón de euros

José Juan Rodríguez, ha continuado informando que “este el primero de los tres camiones que va incorporar el Consorcio de Bomberos del Poniente, el próximo mes se recepcionarán otros dos camiones de bomberos, con una inversión total cercana al millón de euros”.